viernes, 13 de febrero de 2009

La puerta

"No abras nunca esa puerta" le había dicho William el día que lo hospedó en su casa. Pero su amigo no era hombre de guardar secretos. Algo realmente importante, algo prohibido y oculto...Carlos miraba la puerta cerrada como un ladrón acaricia una caja fuerte. ¿Que habría detrás de ese bloque de madera antigua? No lo soportó más tiempo. Giró el pomo y la puerta cedió fácilmente. Cruzó el umbral lentamente y supo que su curiosidad no lo había decepcionado...
William esperó tranquilamente unas horas hasta que empezaron los gritos y arañazos, luego se sentó ante la tele a observar el show en vivo desde el otro cuarto.

4 comentarios:

Itzia, la del cabello largo e ideas cortas dijo...

¿Lo descubrierón?

Anónimo dijo...

su metodo es infalible


..........anonimo loco

Naty Laini dijo...

ME DEJÓ EN PUNTOS SUSPENSIVOS,
LO CUAL ES INVALUABLE
PASO SEGUIDO

ABRAZO
CARPE DIEM

VERDE dijo...

William nos conoce bien. Saludotes.